Entradas populares

jueves, 19 de mayo de 2011

MAX.




El Agility es una forma de competencia que permite hacer deporte junto a tu perro. La prueba de Agility es una disciplina deportiva canina creada en 1978 por el inglés John Warley para divertir al público en el entretiempo de las exposiciones caninas.

Semejante al jumping hípico, un recorrido de agility se compone de diversos obstáculos que, según estén dispuestos sobre el terreno, harán que la prueba sea más o menos rápida y compleja.

Este deporte del Agility consiste básicamente en que el perro recorra el circuito con obstáculos en el menor tiempo posible y con las menores penalizaciones, a partir de un orden prefijado. No obstante, el tiempo base es tan sólo una referencia, pues en ningún caso la rapidez debe ser considerada como criterio principal. Ello porque las pruebas de Agility son también una combinación de destreza, velocidad y fuerza del can, junto con una adecuada coordinación y disciplina entre guía y él.

Cuanto más difícil sea el recorrido, más posibilidades tendrán los perros de demostrar sus aptitudes y cualidades naturales. A la vez, la competencia resultará más atractiva e interesante para los participantes.

Esta disciplina favorece indiscutiblemente la compenetración entre el perro y su conductor. No obstante, para participar en las pruebas es necesario que el perro conozca las bases elementales de obediencia y pueda cumplirlas en excelentes condiciones.

Una de las grandes ventajas que ofrece esta modalidad es que la mayoría de los perros que tienen una buena forma física pueden practicarla, aunque será necesario avanzar paulatinamente en sus diversos niveles o clasificaciones, de las cuales dependerán los diversos obstáculos dentro del campo (las vallas, el viaducto, la mesa, la pasarela, el balancín, la empalizada, el slalom, el túnel rígido, el túnel flexible, el neumático, etc.)


Al pedirle a Oiane; La mami de Max que me contara algo sobre él, esto fué lo que me escribió:

 Max tiene ahora 2 añitos, y fue un regalo del cielo! Siempre había querido tener perro, pero mis padres no lo permitían. Hace 3 años o así, mi madre empezó a ceder(yo estoy en la universidad, así que independizarse quedaba lejos). Yo estaba enamorada de la raza border collie, ya que me gustaba el agility, las habilidades... Vamos, que soy un culo inquieto. Pero solo encontraba perros caros, y mi madre no estaba dispuesta a pagar. Yo era monitora de equitación, y la madre de uno de mis alumnos tenía una border collie que pensaba cruzar al crecer, y me dijo que viendo lo mucho que quería a los animales, me regalaría un cachorro. Yo no me podía creer la suerte que había tenido... Le esperamos un largo año... Pero aquí esta Max!

Es un perro estupendo, al que le encanta jugar con cualquier perro, y al que le gusta muchísimo el agility, el frisbee, y hacer truquitos conmigo (premios fáciles, bien!) Ahora estamos empezando con algunas competiciones (la foto del cuadro fue sacada en la regional de Xanastur, en la que Max ganó su primera competición en grado 1) Pero nos lo tomamos con calma, lo mejor de salir a competir es la gente y los perros que conocemos, y lo bien que lo pasamos con ellos!






Este es el retrato que me encargó. Es el primer Border Collie que pinto, y Oiane ha quedado encantada:

 
Óleo sin acabar.




Max óleo sin acabar.




Retrato al óleo ya acabado, y enmarcado.




Otros marcos.





Esta es la foto original, que me envió Oiane, para que pintara a Max.

1 comentario:

  1. Vaya..., bueno, qué decirte que ya no sepas! Es increíble como captas la naturaleza del perro, sus miradas y expresiones!

    ResponderEliminar